Plus, cómo informar gentilmente a las personas que no están invitadas

¿Quién debería estar ahí durante su primera mirada?

reacción a la primera mirada de un cuarto

Su boda es un día lleno de momentos especiales, pero si usted y su pareja han decidido dar un primer vistazo, ese día inicial de encuentro justo antes de que usted y el amor de su vida se comprometan para siempre puede ser el más significativo.

Suele ser una escena de intensa emoción, desde lágrimas de alegría hasta sonrisas de esperanza para el futuro. Para algunas parejas, es una experiencia que quieren compartir con los más cercanos, mientras que otras prefieren mantener la sagrada interacción en completa privacidad.

Lee a continuación las diferentes opciones que tienes para tu primera mirada, y cómo manejar la comunicación de tu preferencia con tu novia y familiares cercanos.

Make It One-on-One

En cuanto miras a tu pareja a los ojos, sientes que eres las únicas dos personas en el mundo, pero si quieres ser la única en la habitación literalmente, dilo. Sólo avisa a los vendedores (planificadores, fotógrafos y videógrafos), a la fiesta de la novia y a los miembros de la familia con mucha antelación. Si se oponen, dígales que han estado esperando mucho tiempo para esto y que siempre lo han concebido como unos minutos íntimos y exclusivos para usted y su prometido. Luego, llénelos en otras festividades especiales del día de la boda de las que serán testigos o de las que formarán parte, ayudándole a ponerse el vestido, rompiéndolo en la pista de baile o participando en una gran salida. Darles algo divertido o significativo que esperar les distraerá de la decepción de perderse la primera mirada.

Pregunte sólo a unos pocos vendedores

Si quiere que las cosas parezcan discretas, pero quiere una mano más pesada para asegurar que el primer vistazo esté documentado adecuadamente y pueda salir sin problemas, puede pedir a algunos vendedores que estén presentes. ¿Tiene un fotógrafo y un camarógrafo? Hágalos trabajar juntos con anticipación para encontrar la ubicación perfecta, establecer la iluminación y orquestar cualquier otra cosa que necesiten para asegurar que la primera mirada sea capturada sin problemas.

Un coordinador del día o un planificador de bodas también puede ayudar a facilitar asegurándose de que la persona con la que te vas a casar esté de espaldas a ti, para que haya ese momento épico de sorpresa después de que se haya dado la vuelta.

Have Loved Ones Nearby

Hay una buena posibilidad de que sus familiares cercanos hayan mencionado que la primera mirada es algo que les encantaría observar. Si no lo han hecho, y no les has hablado específicamente de una petición de privacidad, puedes apostar que verás a más de unos cuantos escondidos en los arbustos intentando echar un vistazo de todas formas. Para ahorrarles las espinas, haz que tu fotógrafo o planificador te ayude a designar un lugar cercano que les permita ser espectadores sin que te des cuenta. Alternativamente, si no te importa ser consciente de su presencia, puedes colocarlos a una distancia lo suficientemente cercana para que sus reacciones sean capturadas en el vídeo y las fotos.

De nuevo, no importa cuál sea tu plan final, asegúrate de hacérselo saber a todos antes de que sea el momento de irse. De esa manera, todos los involucrados estarán preparados y a bordo.

See more: Los pros y los contras de las fotos de boda de primera mano

Planea un gran momento

Digamos que usted y su futuro cónyuge nunca son más felices que cuando están juntos y rodeados por aquellos que más les importan. Eso significa 1) que realmente te va a encantar el día de tu boda y 2) que tu primera mirada puede ser algo a lo que te dedicarás para invitar a cualquiera que quiera estar allí. Si quieres que tu primera visita sea algo importante, con toda la fiesta de la boda y los familiares cercanos también, querrás buscar un lugar que proporcione suficiente espacio para un puñado de personas. A estas alturas, ya conoces el procedimiento: Arregla esto de antemano con tus vendedores para que la revelación se vea menos como un caos y más como una celebración de amor que involucre a toda tu gente favorita.