¿Cuánto deberíamos gastar en regalos para la dama de honor y el novio?

Tus regalos para la dama de honor y el novio deben ser una muestra de aprecio por su tiempo, esfuerzo y apoyo. ¿Pero deberían usted y su prometido gastar la misma cantidad en regalos? Nuestros expertos en etiqueta de bodas están aquí para responder a sus preguntas en nuestro correo diario.

La verdad es que el mejor regalo que puedes dar a tu fiesta de bodas es una experiencia agradable y sin drama mientras te ayudan a prepararte para el gran día. Sin embargo, también es importante agradecer a sus asistentes con un regalo tangible para mostrar su aprecio. Aunque la situación de cada pareja (es decir, el presupuesto de la boda, el número de damas de honor y los padrinos de boda) es diferente, querrán sentarse con su prometido y discutir sobre los regalos de agradecimiento. Una idea es decidir conjuntamente un rango de precios apropiado para cada regalo, y luego elegir los regalos en consecuencia. Pero si, por ejemplo, decides regalar a tus asistentes collares de 80 dólares mientras tu prometido regala a sus padrinos unas zapatillas Nike personalizadas de 150 dólares, está bien, siempre y cuando te hayas comunicado al respecto. Sea lo que sea que decida comprar, asegúrese de considerar lo que ha estado pidiendo financieramente a sus damas y padrinos de boda. Si están gastando mucho dinero en cosas relacionadas con la boda como un billete de avión, una habitación de hotel y un vestido de dama de honor de 500 dólares (sin mencionar la despedida de soltera, el regalo de la despedida de soltera y el regalo de bodas), entonces un collar de 20 dólares de Etsy puede parecer un poco descortés. Ciertamente no es necesario que compres algo que iguale lo que han gastado, pero la cantidad debe transmitir una sincera gratitud por el tiempo, el esfuerzo y el dinero que han invertido en tu boda. Como regla general, algo entre 75 y 150 dólares debería ser suficiente.

La cena de ensayo es una gran oportunidad para presentar estos regalos a la fiesta de la boda (especialmente si los regalos son artículos que le gustaría que llevaran a la boda) y reconocer su apoyo y ayuda delante de sus amigos y familiares cercanos. Otras parejas deciden distribuir los regalos la mañana de la boda, mientras todos se preparan. Independientemente de dónde presenten sus regalos, asegúrense de transmitir lo agradecidos que están por sus asistentes y cómo no podrían haber llegado al altar sin ellos.